OMS, CARNES PROCESADAS Y EL CANCER

En Octubre 22 2015, científicos de 10 países se reunieron en la Agencia Internacional para la investigación del cáncer (IARC) en Lyon Francia, para evaluar la carcinogenicidad del consumo de carne roja y carne procesada. Cuyos resultados serán publicados en el volumen 114 de los Monographs de IARC.

Este reporte Coloca a la carne roja en el grupo 2ª como “probable carcinógeno para los humanos”. Comer carne roja también se encuentra ligado a cáncer de páncreas y próstata según ha mencionado IARC.

De acuerdo a IARC la Carne procesada se refiere a la carne que ha sido transformada mediante, curar, salar, fermentar, ahumar y otros procedimientos para mejorar su sabor y su preservación. La mayoría de carnes procesadas contienen puerco o res, pero pueden contener también otras carnes rojas, aves, menudencias, o subproductos de la carne como la sangre.

 ¿Debemos retirar las carnes rojas de nuestros platos?

 Después de todo la carne ha sido parte de nuestra dieta por millones de años.Casi todas las civilizaciones en la historia del mundo han comido carne roja, pescados y mariscos. La gente del mediterráneo y otras zonas azules incorporan carne a sus dietas.

Para muchos la carne es parte de una dieta nutritiva. Es una fuente de grasa saturada, proteínas, vitaminas y minerales. Es importante notar que el reporte de la Organización Mundial de la Salud se inclina a condenar severamente a las carnes procesadas. Si quieres llevar una dieta con proteínas animales, inclínate por aquellos productos que vengan de animales que pasten y de peces salvajes.

No todos podemos ser vegetarianos, no a todos los cuerpos les sienta bien. La cantidad de carne que comas es tu decisión, puede ser una vez al día o una vez a la semana. Pero para muchos es necesario incorporar proteínas animales en su dieta para un funcionamiento optimo del cerebro y salud en general.

La mayoría debe estar formada por vegetales, y puede ser complementada con proteínas animales, grasas favorables, y frutas. Y recuerda que debe ser lo más fresca posible, y no procesado.

Te invito a que leas la publicación original de IARC para sacar tus propias conclusiones y a tomar mejores decisiones respecto a tu alimentación. La clave esta en la moderación. Lo único que tienes que hacer es seguir el link de color rosa y registrarte, es completamente gratis y tendrás acceso al texto publicado en el diario de Oncologia :  Carcinogenicity of consumption of red and processed meat.