PARA BAJAR DE PESO, EMPIEZA CON TU MENTE

Hay dos tipos de personas, las que están orgullosas de sus cuerpos y las que no. Podemos darnos cuenta de esto al ver quienes caminan con seguridad en sus trajes de baño por la
playa. Los que no están tan orgullosos se cubren lo más posible y no sueltan la toalla hasta que ya brincaron al mar, para que nadie los vea.

Cual tipo de persona eres tú en este momento?

Necesitamos ser consientes y dejar las justificaciones por las cuales no cuidamos nuestra alimentación o no hacemos ejercicio.

Tu sabes de lo que te estoy hablando. Esa voz en tu cabeza que dice.- “no debería ir al gym porque estoy muy cansada”. “puedo ordenar pizza esta noche porque trabaje muy duro todo el día y lo merezco”.

En ese momento, estas justificaciones tal vez sean razonables, casi como las palabras de tu guru interno, pero unas horas más tarde, así como el remordimiento de los comedores compulsivos, te das cuenta de que solo fueron excusas.

Te aseguro que esa voz de justificaciones es la razón numero 1 por la cual no estas en tu peso ideal. Entonces hoy, vamos a aprender como frustrar estas justificaciones en tres fáciles pasos.

Paso 1. Cuáles de estas justificaciones siguen sonando en tu cabeza como disco rayado?

Las más comunes:

1. Hoy comí muy ligero, entonces puedo hacer un poco de trampa.
2. Necesito algo que me anime.
3. No puedo pasar un rato agradable con mis amigos si no tomo una copita con ellos.
4. Estoy aburrida
5. Un dulcito o un pancito me animaría un poco.
6. No quiero desperdiciar comida.
7. Tuve un día muy pesado necesito tratarme bonito
8. Mañana si me voy a portar bien.
9. Esta mordidita no va a hacer mucha diferencia.
10. Todo mundo esta comiéndolo.
11. Nadie sabrá nunca
12. Es una ocasión especial
13. No quiero ofenderlos no comiéndolo.
14. Esta comida no es tan tan comida chatarra.

Cuáles son tus justificaciones favoritas? Para mi 2,8 y 12
Saber cuáles justificaciones son tus preferidas es el primer paso para cambiarlas.

Paso 2. Date cuenta cuando tus justificaciones salen a la superficie.

Alguna vez has notado que cuando decides que una canción no te gusta, la empiezas a escuchar por todos lados. En las tiendas, en la radio etc etc. Bueno pues tu meta debe ser tener la misma relación con tus justificaciones. Por ejemplo si pasas por la panadería y empiezas a maquinar por que crees tu que estaría bien que te comieras un deliciosa concha o una dona, es maravilloso que te des cuenta “Andale ya empece otra vez con mi justificación #2”

Paso 3. Ten una acción para remplazarla

Ten lista algo que pueda remplazar tu debilidad cada vez que las justificaciones aparezcan. Toma dos vasos de agua. Llama a una amiga. Lee una páginas de algún libro de moda. Vete a correr. Encontraras que después de estas acciones tus justificaciones perderán fuerza y parecerán menos tentadoras.

Eso es todo, así de simple como identificar, razonar, y reemplazar. Si practicas esto, te volverás una experta en dejar atrás las justificaciones antes de que te hagan un verdadero daño. Esta es una habilidad crucial, no solo para tu peso, también para lograr cualquier sueño que tengas en la vida.

Entonces Qué esperas??