¿ REALMENTE TIENES QUE TOMAR VITAMINAS?

Hay prácticamente un alfabeto de vitaminas sintéticas y minerales a la venta en farmacias, supermercados etc. Una pastilla dice que te curara de los resfriadas comunes, otras te dará energía otras que te ayudaran con tus problemas del estómago.

Es importante entender la función de un suplemento (vitaminas y otros). Un suplemento esta echo con la intención de complementar tu dieta, no de suplir las vitaminas y minerales que obtienes gracias a los alimentos.

La dieta es siempre el mejor método para asegurarnos de tener una buena nutrición. Entonces claro tú debes continuar comiendo zanahorias para obtener vitamina A, cítricos para obtener vitamina C y almendras para obtener vitamina E.

Sin embargo hay circunstancias en la que esto no es siempre posible. Por ejemplo:

  • Una persona mayor puede tener dificultados absorbiendo la vitamina B12.
  • Alguien que viva muy lejos del ecuador puede tener poca exposición a la Vitamina D.
  • Una mujer embarazada requiere de niveles más elevados de algunas vitaminas.

En todos estos ejemplos es aconsejable tomar suplementos.

Si tú no tienes el riesgo de tener una deficiencia de minerales y vitaminas, tu objetivo debe ser obtener todos los minerales y vitaminas de la comida. Si es posible cuando comes variados vegetalesy frutas además estas consumiendo muchos nutrientes simultáneamente.

Si solo consumieras pastillas para obtener tus vitaminas, estarías perdiendo otros minerales, vitaminas y fibras que contienen naturalmente los alimentos.

Por ejemplo, la tan de moda Kale (col rizada). La Kale es una fuente excelente de fibra, vitaminas A, C y K. Si aislaras y concentraras una de las vitaminas que provee en una pastilla, te perderías del resto.

Además cuando se toman suplementos siempre se corre el riesgo de toxicidad. Demasiada de cualquier vitamina o mineral puede tener efectos secundarios. Especialmente las solubles en grasa. Esto es porque almacenamos las vitaminas solubles en grasa como la A, D, E y K, en el hígado, y las concentraciones pueden elevarse. En cambio sí consumes las vitaminas en forma de alimentos es muy difícil que sufras una sobredosis.
 

Lo más importante es que primero vienen la comida y después los suplementos. Siempre y cuando mantengas una dieta llena de frutas, vegetales, alimentos integrales, proteínas magras y grasas saludables, tomar un suplemento extra depende de ti.